Archive

Archive for 1 agosto 2010

Día 5: ¿Dije 15 medallas?

"Oiga, y en lugar de usar la bola de cristal, ¿por qué no nos ponemos a entrenar?"

Antes del Europeo, José María Odriozola, presidente vitalicio de la Federación Española de Atletismo, vaticinó que lograríamos quince medallas. A lo mejor, quiso decir, quince diplomas, quince premios al más simpático, quince años tiene mi amor… porque nos hemos quedado en la mitad: ocho.

Pero, bien mirado, tampoco está tan mal, porque si mandamos a 88 atletas y 8 se llevaron metal, significa que uno de cada once españoles subió al podio. Y vamos a ver: ¿cuántos vecinos hay en su portal? ¿20? ¿30? Y, ¿cuántos han subido alguna vez a un podio?… ¿Eh? ¿A que no lo hemos hecho tan mal?

PD- Enhorabuena a Nuria Fernández, brillante campeona de 1500m, y al resto de medallistas españoles de la jornada. Se lo han merecido porque, en vez de tanto pundonor y excusas, han puesto fuerzas y cabeza.

Los compramos defectuosos

LOS NACIONALIZADOS TAMBIÉN HACEN EL RIDÍCULO COMO SI FUERAN ESPAÑOLES DE TODA LA VIDA

"¿Seguro que éste es nuestro hombre para los 100 metros lisos? Tú dale la nacionalidad española, que ya verás cómo ganamos por aplastamiento..."

El etíope nacionalizado británico Mo Farah consiguió el oro en los 10.000 y los 5.000 metros.  Las “turcas” Alemitu Bekele y Elvan Abeylegesse, nacidas también en Etiopía, se llevaban el oro y la plata en categoría femenina. Mekhisi y Thari, cuyos apellidos no denotan un origen versallesco, precisamente, le daban a Francia otro doblete en 3.000 obstáculos. Está claro que traerse atletas de fuera, nacionalizarlos y copar el medallero está de moda y es garantía de medallas al peso para todo el que lo intenta… Bueno, para todos, todos, no.

En España parece que los traemos caminando y, para cuando llegan, ya están cansados. Jackson Quiñóñez se quedó fuera de la final de 100 metros vallas. Luis Felipe Melliz y Franck Casañas no pasaron a la mejora en longitud y disco, respectivamente,  Alemayehu Bezabeh no pasó del séptimo puesto en 5.000 metros; Digna Luz Murillo no pasó de la primera serie en 100 metros lisos e Igor Bichkov se quedó por el camino con la pértiga. Mark Ujakpor compitió en 400 metros pero sólo tenía gasolina para 300. Al final, lo único que nos queda es la medalla de chocolate de Lambassen en 10.000. De su españolidad no puede dudar nadie, se contagian del conformismo congénito del atleta patrio, aprenden cuatro o cinco excusas sobre el calor, la humedad, el tiempo o la conjunción astral y, al final, están muy contentos de la experiencia vivida. Españoles como el que más, oiga.